Sr. Alcalde: Afortunadamente, no me preocupa Vd.lo más mínimo el resto del año, bueno, a decir verdad, siguiendo los mandatos de la morriña, cuando entro en esta web de mi querido hermano Pepe y lo veo en la Tv. regional un día sí y otro también, no puedo dejar de sentir el normal fastidio que suelen producir las cosas cansinas, pero en fin, se han creído ustedes los políticos que como la mismísima Belén Esteban, cuando no se sale en la Cosa no se existe y por ello,supongo no desaprovechan ocasión alguna para “ponerse en valor”, para no dejar de estar en el mercado. Pero bueno, rápidamente lo olvido. Ventajas de la emigración.

Hasta que bajo en S. Santa, cuál salmónido añoso, para recuperar tradiciones, olores y sabores,volviendo al rio que me vió nacer. Y, como llegué de madrugada el otro día al cortijo al que había sido invitado, tuve que padecerme por adelantado, como el año anterior, el Vía Crucis del camino desde la carretera nacional Sabiote/Navas al cortijo de Herrera, tan peligrosa y llena de baches como la dejé el año anterior.

Así es que si entonces me sentí concernido a escribir denunciando el contradiós, hoy, después de que su Ayto y la Diputación nos dijeran algo así como que la cosa estaba al caer, por sentirme de nuevo ofendido y preocupado por la seguridad de los míos ante el abandono presente, vuelvo a la carga ejerciendo de ciudadano de pleno de derecho que entiende que el no denunciar lo padecido caería dentro del mirar para otro lado a que tan acostumbradas están demasiadas personas, lamentablemente.

Le decía que bajé tan ilusionado como otras veces, pensando en aquél otro esperanzado sueño del gran Joaquín Costa del siglo XIX, en “encontrarme con mi querido Jaén alfombrado del verde oliva”, aunque luego, pudiera quedarse en un sueño agridulce, tras comprobar tanto la pertinaz sequía de allá como el consiguiente miedo imperante en la región.

Obviamente, no puedo arremeter contra los cielos que parecen castigarnos por tanto despropósito político como humano, pero si contra Vd. mismo,por tener olvidados a tantísimos aceituneros sumisos,que no altivos,y sufridores sempiternos de su abandono, de los caminos necesarios y seguros para sacar adelante sus cosechas y nuestro pueblo con el mayor confort posible.

¿Acaso no es Sabiote al cien por cien dependiente del monocultivo del olivar para que su Ayto.y su socialismo de boquilla o pacotilla lo haya olvidado?
¿Pero que extraño mejunje mental rondará por sus mentes para considerar mayoritariamente preferencial el gasto en fiestas del Medievo y otras lindezas que en todo lo antedicho? .Tengo las cifras.

Mire, no es banal el que me sienta ofendido por su mal hacer político; Vd. es demasiado joven y posiblemente no le han contado el que mi abuelo Luis Aranda, tras fundar el PSOE ahí en 1.931,tuvo posteriormente que pasarse unos meses en un penal de Cartagena cuando la Huelga General de campesinos, allá por los años treinta, y no, precisamente por dilapidar dineros en fiestas, sino por luchar por los derechos de los campesinos, por todas las carencias de los más desfavorecidos y, siento, creáselo, que es él, desde lo más profundo de mi alma, el que está poniendo palabras a mi pluma.

Mi pobrecillo, mi utópico abuelo luchando contra Goliat, aquél gobierno socialista compartido entre Largo Caballero y Azaña, casi como el suyo de ahora, compartido entre un Felón que engañó a toda España, incluidos Vdes, mientras sigue acostándose con todos los personajes de la peor ralea de esta querida España nuestra. Al mismo que todos Vdes es casi seguro van a seguir votando dentro de unos días, sin pudor y sin vergüenza alguna.
Aunque tengan que tomar ansiolíticos, como la mayor parte de los españoles, por andar con el alma quebrada entre ver la puñetera realidad y el inevitable sentido de su voto, atado el pobrecillo como está, al pesebre de la falta de su propia libertad económica y moral.

La terrible y perversa dicotomía de la dependencia democrática y el tener que llevar en el pecado la penitencia de sentirse infieles con las auténticas necesidades de este país, hundiéndose sin que quieran verlo.

Pero en fin, como decía el año anterior, lo que el Ayto no sabe solucionar, dentro de unos días vendrá la milagrera Santa Rita, con su Romería y, como los años anteriores: el día anterior enviará a unos ángeles custodios a bachear dicho camino. El efímero bacheado de todos los años, que cuesta mucho transportar asfalto desde los cielos a la sedienta tierra.

Pensaba en todo ello, abuelo y votaciones próximas,mientras cabreado, sorteaba los mil baches. No pude evitarlo. Y también, como no, pensaba en las elecciones de mayo, mientras vislumbraba una catarata de lágrimas, como las de Boabdil, bajando por la cuesta Peorra…Caprichos de la memoria.

Posdata: Escribo todo lo anterior, mientras recuerdo con inmensa pena y tristeza aquello que “el bandido” Puyol, el Honorable lleno de deshonor de la Generalitat, escribía en su libro de 1976…”La inmigració, problema; esperansa de Catalunya”…”El hombre andaluz no es un hombre coherente. Es un hombre anárquico. Es, generalmente, un hombre poco hecho…”

Pensamientos tanto para reflexionar como para maldecir…un cepo para pelo y pluma, que diría mi querido y entrañable amigo Miguel Ezcárraga q.e.p.d, mientras cazábamos codornices por los llanos de Abenazas por los años sesenta del Jurásico y por aquél mismo camino, casi tan deshecho como ahora.

Luis Aranda
Médico Otorrino
De la Sociedad española de médicos escritores

Por Luis Manuel Aranda González

Luis Manuel Aranda. Médico Otorrino. De la Sociedad española de médicos escritores.

Deja una respuesta